lunes, 18 de octubre de 2010

Verídico

Un día cualquiera en una farmacia de Sangüesa.
Entra un señor de raza gitana (dato importante a tener en cuenta) en una farmacia y le pide a la dependienta unas pastillas "QUIRVEN".
-Pues no me suenan, pero ya lo busco.
La dependienta comienza a buscar en la base de datos del ordenador las pastillas. Primero con "Q",nada. Luego con "K", tampoco. Ni con la "B" ni con la "V".
-Oiga, no encuentro lo que me pide.
- Si mujer sí, esas pastillas que las echas en agua y salen como burbujas y que sirven "pa tó".
...
(un analgésico efervescente,claro. ¿qué si no?)

Historia verídica. Mis disculpas a los afectados por la posible falta de rigor. Ya saben ustedes lo que pasa con las historias cuando pasan de boca en boca.

domingo, 17 de octubre de 2010

Ave Caesar, morituri salutant te

Todas las despedidas son tristes, y ésta, va a ser una de ellas.

He navegado en este barco durante casi tres años, en los cuales los lectores que nos seguís ya sabéis de qué va este blog: de todo. En él he puesto lo que me parecía más interesante o merecía mi opinión, y agradezco todos los comentarios recibidos. Ha habido cocina, Internet, ciencia, humor, reflexiones, cuadrilla… todo tipo de aspectos que he pensado podían ser contados.

Pero en la soledad del puente de mando, ante la inmensidad del mar, se tiene mucho tiempo para pensar. En cosas buenas y en otras no tanto. Y es cuando el viaje se convierte en personal, cuando la opinión de un tripulante no puede corromper el espíritu con que fue botado el barco y por fin se llega a la conclusión de que hay que coger la barcaza de estribor, algo de carne seca y agua para varios días, y salir solo a luchar contra hombres y elementos o morir en el intento.

Así que ahora me apetece emprender rumbo en solitario, tener mi propia nave a la que encarar el mascarón de proa hacia septentrión, y como único equipaje una maleta vacía, para poder llenarla en mis viajes y traer aventuras para contar lo que hay más allá de la línea del horizonte.

Buen mar y buen viento, por mil millones de rayos!!!

jueves, 14 de octubre de 2010

Díaz Ferrán

El señor Díaz Ferrán, asaz presidente de la CEOE, se ha despachado diciendo que tiene la solución a la crisis.
Oh!, gurú entre gurús. Oh!, comendador de los creyentes. Oh!, gran Guía Espiritual.
Con razón eres tú el Gran Jefe entre los Jefes, el que da la cara, al que no tiembla el pulso cuando de salvar empresas se trata, creando riqueza y contribuyendo al bienestar....

Nuestro premio Nobel Don Santiago Ramón y Cajal dejó escrito, entre otras muchas cosas de provecho, la necesidad del investigador de conocer una lengua extranjera distinta a la propia, para así poder estudiar más en profundidad cualquier campo de la ciencia.
Yo, a pesar de que no hablo la lengua de Robespierre, sí que he encontrado una tablita la mar de interesante (ya la utilicé en otro post de temática parecida).
En dicha tablita se ve claramente cómo en España se trabaja más horas que en muchos países, mientras el PIB por habitante es de los más bajos.
Estos datos no son conjeturas de cómo salvar una crisis, son eso, datos. Que a veces se empeñan en destrozar castillos de arena, por mucho que estén hechos de la misma arena dura y refractaria que la cara de Díaz Ferrán.
¿Y dónde está el problema? ¿Cómo es posible que a pesar de trabajar los que más, produzcamos los que menos?
A lo mejor es que no sólo nos dedicamos a producir para la economía, a lo mejor es que las empresas pagan leasing de coches de lujo, a lo mejor es que las facturas de los móviles de la familia del empresario también los paga la empresa, y la gasolina y el gasoil del empresario para viajes particulares, a lo mejor es que las contabilidades no se hacen del todo bien, a lo mejor es que las empresas pagan alquiler en una nave de su propiedad, pero a otro nombre.... a lo mejor es que se han pensado que somos gilipollas.
Pues no me sale de los cojones callarme.
Porque a lo mejor es que sí, que me tengo que comer un sapo de un kilo de gordo, pero mirando a los ojos al que me hace comérmelo.
Porque ya me he cansado de oír hablar de crisis, mientras veo un día sí y otro también cómo nos toman el pelo, trabajando con tecnologías obsoletas que sonrojarían a un bosquimano, mientras se dice que los sueldos son muy altos.
Y sobre todo porque Internet es libre y aún nos queda este medio para poder decir ideas, por mucho que se aborrezcan (¿Voltaire?).

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Ingenieros

En España lo que hay es mucho ingeniero.
La típica persona que, con un título en la mano, se piensa que puede resolver todo de la mejor manera posible con el inconveniente de no saber hacer nada en la práctica.
Me explico: personas supuestamente con formación superior que a la hora de resolver un problema diario de cualquier índole, generalmente no dan con una solución viable tanto económicamente como dentro de plazo.
Siempre ofrecen ideas que bien son irrealizables por excesivamente caras o bien la solución se retrasa en el tiempo de forma inexcusable, alegando problemas de toda condición, poniendo pegas y puntualizando hasta la exasperación.
Por ejemplo, una tarea tan común como cambiar un grifo, para una persona de la calle se traduce en un par de horas. Pero para un ingeniero, la tarea es harto complicada pues siempre se preocupa de detalles que a la hora de la verdad no tienen la más mínima importancia. Además de no saber manejar una llave de perro con soltura.

Yo soy ingeniero. Industrial. Y mecánico.
Cuántas veces me he encontrado con este mismo problema. Y como yo, muchos como yo. La verdad es que la profesión se ha degradado un poco, en parte por la incomprensión de nuestro oficio ante la gente, sinceramente creo que por puro desconocimiento.
Lo que se desconoce, se teme, y lo que se teme se odia. Es pura supervivencia, se nos trata de raros por simple miedo. ¿Acaso fueron abogados los que inventaron la bomba atómica? No se nos tiene en cuenta salvo en las ocasiones en que la experiencia adquirida no es suficiente para asegurar resultados...Nadie en su sano juicio se montaría hoy día en un avión que no fuese diseñado, construido, ensamblado, testado y validado por ingenieros de todo tipo. Y pobre del fabricante que lo intentase, pues a buen seguro sus aeronaves como poco no levantarían un palmo del suelo...¿cómo sin un ingeniero controlar adecuadamente el efecto de la sustentación?.¿Y qué es eso de la sustentación?
Antaño no hacían falta ingenieros: muchos labradores, tras jornadas interminables en el campo, construyeron edificios en piedra que siguen en pie después de trescientos años.
Hogaño se tienden puentes que en el mejor de los casos sobrevivirán ciento cincuenta años sin reparaciones de importancia, con un equipo de ingenieros de caminos del más alto nivel al frente.
¿Somos necesarios? La respuesta es sí.
Sí, si queremos tener fiabilidad con puentes de kilómetros de longitud levantados desde el lecho marino.
Sí, si queremos extraer petróleo a cientos de metros de la corteza terrestre.
Sí, si queremos coches que consuman una cantidad irrisoria de combustible por desplazarnos cómodos y seguros a lo largo de años.
Sí, si queremos ordenadores como desde el que estás leyendo esto.
Definitivamente sí, si queremos un mundo como en el que vivimos. Con sus cosas buenas y con sus cosas malas. Como cambiar un maldito grifo y no saber lo qué demonios es una junta tórica.

"El mono se hizo hombre cuando aprendió a utilizar herramientas, y el hombre se hizo ingeniero cuando supo cómo emplearlas de la mejor manera posible previendo los resultados antes de poner en práctica sus ideas".

Eclipse solar

¿Quién no sabe lo qué es un eclipse solar?¿Y quién no ha visto ninguno? Me temo que pocos, pues es un episodio tal que hasta el más lego en la materia ha sentido curiosidad por verlo si le es posible.

Cada vez que se produce un eclipse, la prensa de todo el mundo viene a recordarnos que una vez más la luna se interpondrá entre nosotros y el sol tapándonos la luz en pleno día, la temperatura bajará y las gallinas se acostarán pensando que se hace de noche, además de las consabidas precauciones que hay que tomar en la observación directa del sol.

Aquí os dejo un link a un programa gratuito (me temo que no funciona en w'vista ni w'7) que es capaz de decirnos todos los eclipses pasados y futuros y además eligiendo la ciudad del mundo que queramos, y con unas gráficas como éstas:


Por cierto, la imagen corresponde al próximo eclipse (factor cobertura 90%) de Madrid, que se producirá el 12 de agosto de 2026.

También tiene una interfaz para recreación del movimiento de la luna, así:



La verdad es que se pasa un rato entretenido trasteando. Y ya sabéis, para el 2026, ¡a pillarse gafas con trece filtros!.
Ah, el programa se llama WinEclipse, es en inglés pero con algo de imaginación se le echa a andar sin problemas. Y podemos poner las coordenadas de nuestra gloriosa ciudad:
42.49 N 1.38 O

miércoles, 25 de agosto de 2010

Gps JAVA

¿Qué es JAVA?
Java es, según wikiprenda, un lenguaje de programación desarrollado por Sun Microsystems, y es software libre-lo que quiere decir que si tenemos un programita en JAVA cuyo autor no cobre licencias, nos sale por el morro.

Y un GPS?
Como ya hablé en otro post, es un posicionador de un receptor satélite en unas coordenadas cartesianas, generalmente en un mapa visualizado en pantalla. O sea un trasto que nos dice dónde estamos de forma que nos podemos situar en un mapa.

No hay que confundirlo con un navegador, que es además de GPS, un programita que nos calcula rutas y nos dice por dónde hemos de ir por medio de voz.


Bueno, hasta aquí nada nuevo, pero si juntamos las dos cosas podemos obtener un programa GPS desarrollado en JAVA implementado en casi cualquier móvil, pues al ser software gratuito lo normal es que nuestro teléfono entienda el lenguaje JAVA.

Esa es en mi opinión la gran ventaja, pues por ejemplo si queremos un GPS tradicional como el Sygic, deberemos tener un móvil equipado con algún sistema operativo concreto y si no, pues nanai. Lo mismo con otros programas GPS, como el TomTom, el iGO, etc., y eso que ahora los programas los hacen para que sirvan en muchas plataformas distintas.

No era ese mi caso, pues además de que los GPS's anteriores son de pago, mi móvil tiene sistema operativo propio del fabricante, con lo que no tengo ni la opción de pagar salvo utilizando los programas específicos de LG (WisePilot).

Así pues, ¿cómo tener un GPS gratis?. Aquí está la lamb's mother.

Enresulta que esiste jente que se dedica a desarrollar programas por el amor al arte, o sea, gratis. Sólo por diversión, y además de una forma que roza el profesionalismo.
Buscando buscando por esos mundos de Dios, logré encontrar un programa llamado Trekbuddy, desarrollado totalmente con JAVA y que os podéis bajar aquí.



Para utilizar mapas, podemos coger los del servidor de Google Maps que son bastante buenos, y para eso necesitaremos un creador de mapas, el Trekbuddy Atlas Creator que tiene esta pinta:



Es muy fácil de utilizar, es escoger el trozo de geografía que nos interesa, guardarlo y a correr, ya sea monte o ciudad.
¿Ya sea monte o ciudad? Aquí es donde viene el problema, pues todo el que haya andado por el monte sabe que los mapas deben ser muy precisos, indicando caminos, pasos, fuentes, desniveles, etc. y es en mi opinión donde los servidores oficiales de mapas se quedan cortos, pues están pensados para carreteras y ciudades, como mucho pistas forestales de más o menos importancia. O sea, que necesitamos el mapa papel de toda la vida de la Editorial Alpina.
Peeeeeero como no estaba contento con esto, pensé que no podía ser que Trekbuddy no ofreciera alguna solución, y foreando foreando encontré una aplicación llamada Oziexplorer que ofrece un programa de prueba que nos sirve perfectamente para, una vez escaneado el mapa de Alpina (u otro cualquiera), lo calibramos-esto es, le ponemos coordenadas-, y nos genera un archivito *.map que nos es de mucha utilidad.
Porque con ese *.map, con el *.jpg del mapa y con el trekbuddy cutter-el que nos va a hacer que nuestro JAVA entienda el mapa-, ya tenemos el mapa listo para meter al móvil y poder navegar en tiempo real dentro de él.

En resumen, lo que hemos logrado ha sido tener un GPS de mano para monte con muchas ventajas:
- Cuesta 20 euros (lo que pagué por el móvil)
- Vale para casi cualquier móvil
- El software es gratuito o de prueba sin coste
- Totalmente actualizable con nuestras propias indicaciones (podemos editar el jpg del mapa cuanto queramos)
- Durabilidad de batería muy alta, pues el trekbuddy no consume apenas ya que por ejemplo no tiene zoom pues éste tira mucho de procesador.

Así que sólo queda probarlo en el monte y por si acaso, intentarlo antes en un sitio conocido no sea que la calibración no se haya hecho bien y acabemos en Pernambuco.

lunes, 23 de agosto de 2010

Cargadores de móvil

Hoy, tras varios días de infructuosa búsqueda del original, he claudicado a comprarme un cargador para mi móvil, cuya batería ya agonizaba.
Sencillo a primera vista, he sopesado la opción de comprar otro original, pero al final me he decantado por uno comprado en los chinos, pues mi móvil (un lg gt505) lo cambiaré en breve tiempo y no me apetecía gastarme mucho dinero.
Total, que al entrar a la tienda he preguntado acerca de los cargadores y me han señalado una estantería literalmente ATIBORRADA de estos electrónicos elementos, y que ¡mecachisenlamar! no había ninguno para mi móvil en concreto.
Entonces he caído en la cuenta de que hay tantos conectores para el móvil como modelos de móvil, y en fin, que al final me he llevado uno con mi misma conexión PERO con una pequeña salvedad.
Enresulta que la batería de mi celular es de 3.7v a 1000mAh, y el cargador es de 5.5±0.5v a 500 mA. Y me he dicho: Ondiá!, ¿y esto va a servirme?
Pues he tirado de google amigos y conocidos y cuñaos y hasta del google de internet (éste el menos claro de todos) y la conclusión ha sido:
- Puede valer
- Pero ojito que a lo mejor hace pum
- Hombre, los cargadores USB normales van a 5v y servirá
- En caso de voltajes tan pequeños no suele haber problemas, pero....
En fin, que como el miedo guarda la viña, y tras recordar fotos de móviles hechos fosfatina tras reventón de batería, pues he decidido ponerlo a cargar de aquesta manera:


Me he pillao un cajón de hierro de una cajonera del Ikea, una hucha con monedas que pesará unos cuatro ó cinco kilos, y debajo de todo el móvil cargando.

Y no le meto una plancha de acero debajo porque no tengo

martes, 17 de agosto de 2010

Deportistas de élite

España nunca ha sido cuna de deportistas de élite, tomados como tales a todas aquellas personas que son capaces de además de vivir profesionalmente de ello, tomar parte en competiciones internacionales y obtener medalla o al menos buenos resultados.


Siempre existieron excepciones como Bahamontes en ciclismo, Uzcudun en boxeo, Miguel de la Quadra Salcedo en lanzamiento de jabalina-llegó a obtener el récord mundial, pero invalidaron su forma de lanzar-, Jordi Llopart en marcha, y unos cuantos más que gracias a sus excepcionales condiciones y a un espíritu de superación fuera de lo común llegaron a lo más alto.


Pero no fue hasta la llegada de las olimpiadas en Barcelona, previa apuesta en forma de dinero para la creación del centro de alto rendimiento de Sant Cugat, el plan ADO para becas en el deporte, en las que España llegó a la increíble cantidad de 22 medallas quedando en sexto lugar, por delante de países como Francia y Reino Unido.


Hoy en día los deportistas españoles son tenidos en cuenta a la hora de hacer todo tipo de quinielas, tanto en fútbol, baloncesto, ciclismo, triathlon, hockey, atletismo, motociclismo....


¿Cómo es posible que en tan sólo dos generaciones se haya llegado a esto? La respuesta es: dinero. Ahora un deportista de élite entrena con unos medios y unas condiciones impensables hace tan sólo treinta años.


E inevitablemente surge otra pregunta: ¿quiénes fueron mejores, los deportistas de antes o los de ahora?........




Hace cincuenta años en España no había nada. Nada. Muy poca gente hacía deporte: era cosa de ricos. El país había firmado hacía muy poco la instalación de bases militares USA a cambio de dólares estadounidenses, que iban a sacar a España de la quiebra total, de la autarquía a la que se vio obligada tras la victoria aliada en la segunda guerra mundial. Y en ese contexto realizar una actividad física que no fuese trabajo productivo era ciencia ficción para el común de los mortales. Las jornadas de trabajo eran de sol a sol, o sea y para entendernos, desde que amanecía (se iba a trabajar a los campos de noche, a varios kilómetros a pie) hasta que anochecía (se volvía a casa con las últimas luces del día), lo que hace jornadas de trabajo de catorce horas diarias en verano. A esto había que añadir la falta de calefacción en invierno, soportando temperaturas bajo cero en las habitaciones donde se dormía, malnutrición, total ausencia de cualquier medicamento pues directamente no se podían comprar más que al estraperlo o no se habían inventado todavía, y un sinfín de comodidades que sólo unos pocos, gracias a una selección natural durísima, no solo sobrevivieron sino que despuntaron con unas cualidades físicas excepcionales.


Desconozco si los deportistas que he enumerado antes padecieron esto, pero os garantizo que un organismo capaz de soportar todo eso sin más ayuda que su genética superior, resultado directo de la selección natural, hubiese arrasado en cualquier disciplina con los medios de hoy día.

Porque la selección natural es la prueba física de fondo más dura que se pueda imaginar. Enfermedades naturales y banales hoy día, que se curan con tan sólo acercarse a una farmacia, eran asesinos tales que Terminator era un niño de escuela a su lado. Una cesárea, una apendicitis, una infección por una herida mal curada, significaba la muerte. Y los que morían no se reproducían, por lo que la siguiente generación era más fuerte, era la perpetuación de los genéticamente dotados, de los que no desarrollaban enfermedades ni malformaciones. Eran simplemente superiores. Hablando en plata, eran duros de cojones, auténticos supervivientes.
Y cualquiera de éstos señores y señoras, con los medios de hoy día, serían unos deportistas que dejarían pequeñas a auténticas estrellas, nacidas al abrigo de la sociedad actual en la que todo el mundo nace en un hospital, con incubadoras si es necesario, con vacunaciones periódicas, con control sanitario, con asistencia médica vitalicia, con tres comidas calientes al día, con calefacción, nutrición adecuada, cultura accesible y un sinfín de cosas que simplemente nuestros abuelos no pudieron ni soñar. Como el hacer deporte.

jueves, 12 de agosto de 2010

Cosas que pasan fuera de internet

El otro día estuvimos de txuletonada (o sea, degustación de chuletón a la brasa) en Ciordia, pueblo limítrofe con Álava.
Fuimos allí porque en el google piscinero me dijeron que aparte de que se podía hacer fuego, había columpios para críos, mesas bajo cubierto, zona verde y hasta un regacho.
Ah, el google piscinero es cuando te hartas de buscar merenderos en google y terminas preguntando a alguien en la piscina a ver si sabe algún sitio chulo para hacer fuego. Y da mejores resultados con tan sólo un par de búsquedas. En mis tiempos, era la única fuente de información para todo: teníamos el google piscinero, el alltheweb del barrio, el yahoo! de la uni, etc.

Bien, para allá que nos fuimos pertrechados de, cómo no, numerosas viandas y los chuletones de rigor, además de carbón vegetal amén de pastillas de esas combustibles.
Cuando nos dispusimos a hacer fuego, observamos con gran disgusto que los dos maestros fogoneros de la cuadrilla léase el Prim y el Iñigus no estaban, y claro está, tuvimos que apañarnos. Pero no es sencillo hacer fuego con el carbón vegetal, porque para empezar no arde.
Total, que tras media hora de infructuosos esfuerzos, decidimos ir a comprar leña a algún nativo aborigen y hacer fuego de forma primitiva pero eficaz. Preguntamos en el pueblo y nos dijo un señor muy amable que en la casa de ahí ande la maceta grande nos vendían leña.
Salió una señora muy maja y nos dijo:
- "Sí, pero eso tendréis que ir a buscar al hermano, ahí, en las casas de ahí delante, una con las persianas como éstas". Ottiá, segunda búsqueda en google ciordiense. Pallá que nos vamos.
- "Preguntad por Jesús", nos remarcó. "Lo pone en el timbre". Gracias señora. Y nos caminamos hacia donde nos dijo.
En tres minutos dedujimos cuál era el sitio y llamamos al timbre....
- ¿Si?
- Hola, buenos días. Que nos han dicho que aquí podríamos comprar leña.
- Ahora bajo.
En otros tres minutos bajó el tal Jesús, un hombre que a primera vista ya nos pareció un auténtico baserritarra, aun cuando había bajado de un piso.
- Me acabo de levantar porque he estado a la mañana caminando, cogiendo té de roca.
- Uf. Lo sentimos
- No pasa nada hombre, pasad por aquí... Nos condujo a una bajera decorada como un txoko y nos preguntó:
- ¿Blanco o tinto?-Y sacó una botella de vino.
- ¿Cómor? No, que queríamos leña para hacer fuego, no vino.
- Ya, ya, pero yo primero voy a beber un vaso de vino y luego vamos a por la leña.
Nosotros, a esas alturas de la conversación ya estábamos ojipláticos, y terminamos aceptando la invitación a un trago, además de una conversación amena y distendida, en tono agradable y cordial. Cuando echamos el trago, nos montó en su todoterreno y nos llevó donde tenía la leña, que como no podía ser menos, vendía por camiones hasta las trancas. Aquí es donde nos sentimos un poco mal, porque íbamos a molestarle por una miseria a una persona que vende la madera por toneladas.
Pero él, ajeno a nuestras preocupaciones, nos escogió la leña ("coged de primera y no de segunda") y nos la partió en trocitos más pequeños adecuados para la fogata, además de dejarnos una carretilla para llevarla.
Y cuando le preguntamos, como buenos navarros, qué se debía, nos contestó:
- Pero qué os voy a cobrar hombre, si yo la vendo por camiones.
- Pero por favor, que hasta nos has partido tú mismo la leña con hacha y nos has invitado a un trago.
- Nada hombre, que no es nada
- Insistimos
- Ala, pues dadme dos o tres euros- Estoy convencido de que lo dijo por compromiso y para que no le daríamos más la chapa. Y nos explicó la forma de disponer la leña para hacer mejor ascua, y en qué orden debíamos quemarla, primero la seca y después la más verde para tener buen ascua.
Nos llevamos la madera con la carretilla que luego le devolvimos, y efectivamente las brasas salieron estupendamente, al igual que la carne que asamos en un santiamén.
Mientras comíamos, estuvimos comentando que gente de esta cada vez queda menos, o a lo peor es que vivimos en ciudades tan deshumanizadas y tan frenéticas que no nos queda tiempo para echar un trago porque sí, porque nos da la gana, charlando con alguien a quien no volveremos a ver nunca más. En cierto modo, me recordó a Paco Rabal en "El disputado voto del señor Cayo", un hombre que no nos necesitaba para nada a nosotros pero nosotros sí a él.

Un saludo para Jesús de Ciordia desde un internet que casi seguro le es ajeno

jueves, 22 de julio de 2010

Mansos o cabestros

Hay que ver, que haya que discutir de estos temas en una ciudad como Pamplona.
Pues así ha sido. Hace unos días, a cuenta de no sé qué, salía en el café en la oficina el tema de si los cabestros son mansos, toros eunucos, bueyes, vacas (sí, también hubo quien lo dijo) u otra especie de mamífero artiodáctilo.

Hartos como estamos de verlos del 7 al 14 de Julio corriendo por las calles, y todavía con dudas.

Para aclarar las dudas estamos hoy aquí:
Resulta que los individuos de la especie Bos Taurus, que así es como se llaman según la clasificación de Linneo, de tan comunes acompañando a la humanidad desde el neolítico, reciben un montón de nombres según su edad, sexo, e incluso "cirugía" sufrida. Entre estos nombres, ternero, becerro, añojo, eral, utrero, cuatreño, novillo, toro (macho mayor de 3 años), vaca (hembra reproductiva), buey (toro o novillo castrado habitualmente usado para labores agrícolas o producción de carne),...

Y ahora vamos a lo del manso, del que toma el nombre el internacionalmente reconocido premio instaurado por esta cuadrilla hace ya unos años:
Un manso es simplemente un buey (es decir, novillo o toro castrado), de una raza poco brava, por ejemplo de las habitualmente utilizadas para carne.

Y un cabestro es un manso que específicamente se utiliza para guiar el ganado. Justamente lo que se utiliza en los encierros de los sanfermines.

Así que lo que cada mañana del 7 al 14 de Julio vemos acompañando a los 6 condenados que se ejecutarán por la tarde son Bos Taurus Taurus, toros, eunucos, bueyes, mansos y cabestros.
Lo que no son es vacas ni un artiodáctilo diferente.

A ver si ahora veis los chuletones de buey con otros ojos.

miércoles, 21 de julio de 2010

Hongos estivales

Como el propio nombre del post indica, hoy voy a hablar de hongos estivales, o sea, hongos cogidos en pleno verano. Cuando digo hongos, digo hongo beltza, por supuesto.

Para los lectores no forales, o sea más bien pocos, el hongo beltza (negro en euskera-se dice "belcha") es el boletus aereus, pero pa to er mundo, el hongo beltza es cualquiera de las variedades similares a aquél, tales como el aestivalis, el edulis y otros, pues aunque se distinguen más o menos fácil, todo el que va a por hongos va a coger hongo beltza. Aunque sea txuri

Sí amigos, existen, no son ciencia ficción. Yo los he visto. Yo he visto cosas que vosotros no creeríais.

El hongo, al contrario de lo que mucha gente cree, no tiene una época de fructificación concreta, sino que su floración depende del clima totalmente. Así, se pueden coger hongos desde semana santa hasta noviembre, con tal de que haya hecho bien de calor, llueva y se mantengan temperaturas suaves, por ese orden. Claro está, cuando mayor probabilidad hay de que esto ocurra es en otoño tras los calores del verano, y por eso se piensa que otoño es la época del hongo y de las setas en general.

Bien, en Navarra ya hace por lo menos tres semanas que se vienen cogiendo hongos, si bien es cierto que sólo por parte de los más experimentados setalaris, personas que patean monte de lo lindo durante todo el año y a por hongos en especial. Creo que ya hablé en otro post acerca de los setales. Pero no es mi propósito de hoy.

Tras cumplir con mi jornada laboral diaria estipulada (tal y como pone en los convenios), me he ido al monte a ver si me podía cenar un revuelto majo, y para ello nada mejor que irme al Señorío de Bértiz, que está relativamente cerca de Pamplona.

He aparcado en el sitio al efecto, me he puesto las botas de monte y cuando he ido a entrar me he encontrado con ÉSTO:




Y por supuesto, me he cagao en la madre del camión.
He estado a punto de darme media vuelta, pero mi Pepito Grillo me ha dicho: "anda, ya que has llegado hasta aquí, por lo menos date un paseo por este bosque que jamás volverás a pisar". Y me he dado una vueltecita, por supuesto a ver si veía algún hongo mientras pensaba cómo lo colaba por la puerta, donde había una casetita con un informador/vigilante (uf, esto casi suena a la Gestapo versión setera).
Como no he visto nada, me he dedicado a disfrutar del silencio mientras llovía suavemente, disfrutando de la soledad en el monte durante una hora, tras la cual me he vuelto a mi casa.
Y ya de vuelta, me he acordado de que en Ultzama ya hay otro coto de hongos, que va de septiembre a noviembre, con vigilantes (otra vez) especiales que patrullan a pie y en todoterreno por las pistas, con lo que con el de Bértiz ya serían dos los lugares de Navarra en los cuales el coger setas no es libre.
Me he preguntado, como es natural, si las competencias de explotación del monte recaen en los ayuntamientos , o es que el Gobierno de Navarra tiene un trato de favor (discriminación positiva) con algún ayuntamiento, como parece ser.
Yo también propondría una competencia de explotación de los terrenos de todos los ayuntamientos, en concreto en el mío que es Pamplona. Como yo no puedo ir a coger setas al monte de un determinado ayuntamiento, pues hagamos que nuestro consistorio deniegue también el acceso de determinados productos silvestres a foráneos. Por ejemplo, y creo que en Londres ya funciona, una tasa especial para circular por el centro, para toda persona que no sea habitante de Pamplona, que es quien paga las obras y el mantenimiento de la ciudad. Con lo recaudado en un sólo año, en uno solo, se podría comprar la totalidad de producción de hongos y setas de toda Castilla y León (que en 2009 fue de 28.000 toneladas según Micodata), y dar 140 kilos a cada habitante empadronado, y con lo que sobre comprar un audi A5 full equipe anual al parlamentario navarro que tenga los bemoles de sacar esa ley adelante. Yo le voto fijo.

viernes, 16 de julio de 2010

Costa Grava

Sí, habéis leído bien.

En fechas recientes he estado de vacaciones en Blanes, a la sazón la localidad más al mediodía de la denominada Costa Brava. Playas larguísimas, mucho sol y mucha cerveza, o sea, lo que se le pide a un destino turístico playero.

Fuimos en tren y ya desde Barcelona la playa se torna infinita, con kilómetros de arena y un mar azul resplandeciente.

El primer día, como es natural, nos lanzamos a la arena cual gladiadores con todo el armamento: toallas, sombrilla, gafas de sol y crema solar. Y cuando me disponía a posarme sobre la suave arena, mis pies me informaron al instante que la toalla iba a ser depositada sobre una capa de cantos rodaos que me dejaron los pies sin durezas y sin callos en cuestión de cinco minutos. En otras palabras, tuve la sensación de estar en una cantera de grava, tal es así que me compré unos escarpines para poder andar como una persona normal y no como Chiquito de la Calzada.
Pero fuera de eso la verdad es que muy bien, es un sitio muy tranquilo (y eso que me ha tocado las dos semifinales y el final del Mundial) y del que me llevo una agradable sensación. Agua limpísima, playas cuidadas, ambiente nocturno pero sin pasarse, la gente muy amable -gracias desde aquí al matrimonio que nos indicó la dirección del hotel- y en suma, un destino vacacional recomendable para familias con niños o con ganas de tranquilidad.

sábado, 3 de julio de 2010

Información de Villavesas en Google Maps

No sé vosotros, pero cuando yo he tenido que ir en "villavesa" (así es como en Pamplona y comarca llamamos a los autobuses urbanos) a un sitio poco habitual en mí, o he tenido que dar información a algún visitante amigo, la web de la Mancomunidad que gestiona el tema me ha desesperado. Te puedes descargar el mapa en pdf, que no está mal pero no contiene las frecuencias. Y la parte de consulta de red es simplemente terrible.
Bueno, pues ha llegado Google para salvarnos.
Desde hace unos días, no sé exactamente cuanto, Google Maps incluye para Pamplona, igual que para otras muchas ciudades, la red de transporte público.
Se puede, por ejemplo, mirar en el mapa la parada que nos interesa y ver cuándo pasará la próxima villavesa, y así no perder 15 minutos esperando en la parada. También nos dice si es la línea normal o la extensión que varias líneas tienen a zonas un poco más alejadas.


Y también podemos decirle una dirección de origen y otra de destino para que nos calcule la mejor ruta. Igual que antes lo hacía en coche y andando, ahora incluye también la posibilidad de transporte público.
Así puedes buscar la mejor forma de ir en transporte público desde Ansoáin al Aeropuerto, para descubrir que te costará tres cuartos de hora :-(
Casi mejor llamar a @TaxiPamplona y que nos lleve por 12 eurillos o así.

jueves, 1 de julio de 2010

Vuvuzelas

Todo el mundo ha oído el sonido de la vuvuzela, ese particular instrumento sudafricano tan de moda en el mundial de fúrgol.
En los primeros partidos se oía casi por encima de las voces de los locutores, y gracias a la tecnología de los ingenieros de sonido, lograron filtrar la frecuencia en la que se oye la vuvuzela y así ésta se oiría menos. De esta forma los encuentros se podían escuchar razonablemente bien, para solaz de los vagos de sofá como yo.
Prestando atención al sonido ambiente, a mí me llamó la atención desde el principio la circunstancia del sonido tan uniforme que tenían, casi sin altibajos, y pensé lo difícil que era acompasar un estadio entero para que estas trompetas infernales sonasen así, cuando en un partido normal el sonido suele ir por oleadas, de mayor intensidad cuando hay un gol.
Pero hete aquí que el otro día me hallaba viendo una entrevista a Javier Marías-que ha escrito un libro sobre fútbol-, y mira tú que va y dice que el sonido de las vuvuzelas...¡está grabado y retransmitido por los mismos altavoces del estadio!. ¿COMOR? ¡¡Vaya timo!!!
He googleado un poco y parece que es una opinión extendida, pero no he visto un medio oficial que la avale. De todas formas encajaría con el hecho del sonido uniforme y de que haya momentos de silencio interrumpidos súbitamente por un estruendo gigantesco, como si ochenta mil personas se hubiesen puesto de acuerdo de repente.
Además, sería explicable desde el punto de vista de alguien que quiere dar imagen de un estadio lleno y entregado al espectáculo, léase el realizador de la señal de TV que luego vende a todo el mundo.
Con timo o sin él, un Mundial es un espectáculo por sí mismo, y con Alemania en octavos, el otro día OceanO me recordó una de las mejores definiciones de fútbol: "es un deporte en el que juegan once contra once, y siempre gana Alemania". Gary Lineker dixit.

miércoles, 23 de junio de 2010

¿Cuántos chinos harían falta para beberse el pantano de Yesa?

En cierta ocasión, nos encontrábamos bañándonos en el pantano de Yesa (compartido entre Navarra y Aragón, y que actualmente se está recreciendo), cuando nuestro buen Iñigus se quedó pensativo mirando al infinito.
Alguno de nosotros se quedó preocupado por su semblante, y le preguntó qué le pasaba (pues por entonces los amores le eran esquivos).

E Iñigus nos preguntó a todos, y a toda la Humanidad:
- Pero, ¿os habéis fijao la cantidad de agua que hay aquí?...¡Hay la hostia!...¿Cuántos chinos se necesitarían para beberla toda?
Descojono general.



Pero nadie respondió su pregunta, que desde hace muchos años todavía resuena en algún rincón de nuestra mente.
Pues resulta que gracias a Internete la cosa es más o menos sencilla:
Si consideramos que ahora mismo el consumo de agua por habitante y año en China es de 700 m3, y que la capacidad del embalse de Yesa es de 447 hectómetros cúbicos=447.000.000 de m3, resulta que dividiendo, en un año necesitamos 638.571 chinos, más o menos la población de Guilin, una ciudad al Sur de China.

Pero la cosa aterra más si consideramos la población total de China, que más o menos son 1.300 millones de personas. Si cada una bebe el promedio antes descrito, entre todos se beberían Yesa en (cálculos otra vez) aproximadamente 0.00049 años, o sea en algo más de cuatro horas y cuarto.

Eso es beber y no lo que algún cantamañanas dice que bebe por los bares, rediela!!!!

sábado, 19 de junio de 2010

La comida de un basajaun navarro

Uf, después de la paliza que me he dado para hacer el material de este post, no sé ni cómo empezarlo. He empezado a las 17:00 y he terminado a las 23:00, lo cualo quiere decir que me he tirao nada menos que seis horas de tarde de sábado entre fogones. Hombre, hoy no estaba el día como para ir a la calle que digamos, pero en fin, todo sea por el buen yantar.

Tras esta vrebe introducción, inclullendo faltas hortojraficas, vamos al tema que nos ocupa.
Hoy he cocinado la que yo creo que puede denominarse carta típica de un restaurante en Sanfermines, que todo buen guiri debería meterse entre pecho y espalda si visita nuestra ciudad (¡Ya falta menos..!).
La receta de hoy es:

- Pochas con jamón
- Toro
- Tarta de queso

Puede decirse y de hecho se dice, que el que sobrevive a un menú de estos con platos bien colmados y sin escatimar pan, bebe de firme (si no, se nos muere) y vive para contarlo, es poco menos que digno de ser conservado en formol para el estudio de las generaciones venideras.
Mesplico; este menú calculo yo que tendrá como dieciochomil calorías cuadradas por unidad de superficie.
Vamos a pasar a la demostración:

Tómese los ingredientes necesarios para un buen plato de pochas, que güelga decir que son pochas (alubias blancas tiernas), cebolla, tomate fresco, pimiento choricero, pimiento verde, ajo y unas lonchas generosas de jamón.



Ottiá, ¿y las pochas?. Esperad hombre, que tiene que hervir el agua (claro, todavía no hay pochas frescas, estas son congeladas). Las frescas vienen sobre San Fermín o así, depende del año.



Bien, ya está todo partidito y el agua a punto, ahora hay que echar las verduras y las pochas al agua. El jamón se freirá más tarde en una sartén y se echará al final a las pochas.

Trinki-trinki-trinki-trín..... PEGA FUEÉEEGOAAALL CHAPARRAAAAAÁÁÁ-AAÁALLLLL.
(Música de jota navarra)

Efectiviguonder le damos fuego al asunto, que por ciencia infusa nadie ha comido pochas, y mezclamos todo añadiendo un chorrito de aceite y agua del grifo de Arteta:



Cuando ya está a medio hervor, se le añade el jamón frito con su aceitillo correspondiente:



Tras una hora más o menos de cocción, la cosa se ha convertido en una auténtica delicia (y digo más o menos porque no tengo ni idea de cuánto rato me tiré comprobando cuándo estaban hechas), pero ahí va el resultado:




De escándalo.

Bien, ahora toca cocinar el bóvido macho, o sea el toro.

Para ello nada mejor que armarse en condiciones con los ingredientes necesarios, que aquí veis en la foto. Cada bandeja es un kilo de carne magra sin güeso. Como veis, lo mejor es calcular por raciones de un kilo para que no haya sorpresas finales raras.






El proceso comienza salpimentando la carne, rebozando en harina y sofreír ligeramente a fuego vivo, para que la carne cierre poro y no deje escapar jugo.



La cosa va avanzando, y picamos todos los ingredientes bien picaditos y reservamos mientras terminamos de freír.



Ahora, en el aceite que ha quedado, pochamos bien las verduritas, que tomarán un colorcito rico rico.



Y una vez pochadas, las pasamos por el pasapuré (yo lo hice con la batidora que casi es lo mismo), y se las echamos encima de la carne.



Sí, ya sé que queda como una plasta naranja encima de la carne, pero todavía nos queda un as en la manga:



Añadiremos laurel, clavo y una pastilla de chocolate, cuanto más puro mejor. A los que gustan de chocolates ya sabrán que a mayor porcentaje de pureza el chocolate es más amargo.



Bien, pues ya sólo queda añadir medio vaso de vino blanco, medio de vinagre de vino y agua hasta cubrir, cerrar las ollas y......



Cuarenta y cinco minutos más tarde, que podéis aprovechar para ir al baño (a estas horas de cocinada, tenemos quince litros en nuestro ser pugnando por salir)
Importante, los 45 minutos son de fuego medio, luego hay que apagar y dejar las ollas con el calor residual otra media hora por lo menos.


Y al destapar las ollas, tenemos este bonito y sorprendente resultado:



Que os detallo aquí mismo:



¿Y las patatas?¿Ande se ha visto un estofado de toro sin patatas?.. Calma, que eso se hace al día siguiente pues las pochas y el estofado saben mejor al día siguiente.


Yo, tras probar ambos platos recién hechos, os diría que las pochas estaban sosas y poco cocinadas, y el toro un pelín soso también. Pero como ya me sé yo lo que pasa con estos platos, preferí arriesgar y dejarlo estar a ver qué pasaba.


Bien, ya es un día más tarde y ya sólo queda freír patatas a discreción




Y más patatas a discreción:




He visto variantes de hacer la patata a la vez que la carne, pero si se hace de víspera la patata queda dura, y de todas formas una patata en 10 minutos de olla se cuece, con lo que le sobrarían 35 minutos, que lo único que hacen es romperla y comer migajas.

En fin, con la patata ya en su sitio, ya sólo queda calentar todo al mínimo (eso nos llevará por lo menos una hora larga), y disfrutar con la comida y la conversación



Os puedo decir hoy, tras convertirme en la primera central humana de gas metano, que ambos platos estaban de 10, y si me presento a subir nota, saco hasta 14.
La sosez del día anterior de ambos platos había desaparecido, y la salsa había engordado sustancialmente (de hecho, la del toro era casi gelatina).

En fin, que si no llega a ser por la salva de obuses con que hemos atacado (que os detallo aquí abajo), no salimos victoriosos.



Un saludo a todos los triper@s del mundo

El coste del servicio

Hoy, mientras me desayunaba mi café y mi bollo, me he desayunado también que el Departamento de Salud del Gobierno de Navarra va a informar a los usuarios del coste de los servicios que presta, esto es, cuánto supone al erario público (todos nosotros) una visita al médico de cabecera, por ejemplo.

Puestos a pedir, también me gustaría conocer el coste de otros servicios que tenemos, como lo que nos cuesta a los mismos de antes (todos nosotros) el puesto de trabajo de algún político que otro (incluyendo claro está sueldos dobles y triples, pensiones vitalicias y otros componentes)

A lo mejor nos quedábamos ojipláticos.

Y que conste que soy de los que piensa que efectivamente se está abusando de un sistema sanitario modelo en el mundo, pero que le falta control. Conozco casos de gente que ha ido ¡a Urgencias! por una gripe normal porque "es que el médico me va a dar una aspirina". Una HOSTIA en tol morro había que darte.


¡Cómo está el servicio!

martes, 15 de junio de 2010

Streetview

Con suerte, esta será la penúltima entrada que redireccione directamente el blog al post de "¿Ves la señal?".

lunes, 14 de junio de 2010

Missing

Missing es la película protagonizada por Jack Lemmon, que en España se rebautizó como "Desaparecido".
El filme relata la desaparición de un ciudadano estadounidense tras el golpe de estado de Pinochet. Su padre vuela desde USA para buscarlo, y tras mil y una desventuras con la embajada americana, logra averiguar por su cuenta que ha sido fusilado poco después de su detención. Va a pedir explicaciones al embajador, que le explica duramente que una embajada viene a ser como una representación de las empresas estadounidenses, y que debe salvaguardar los intereses del país, mucho más importantes que la muerte de un chico que se metía donde no le importaba.
En esa secuencia Jack Lemmon acaba llorando tras ver la cruda realidad, mira por una ventana y dice:
- "Qué bonito está el jardín...pero no hay nadie ahí afuera"
- "No se puede tenerlo todo"-responde el embajador

No sé porqué, pero me ha venido a la mente cuando he leído la noticia de que en Afganistán se ha descubierto ahora la mayor mina de litio del mundo, que alimentará nuestras baterías de móvil, nuestros ordenadores y todo lo que entendemos por progreso. Aunque eso signifique otra nueva película de Costa-Gavras.

sábado, 12 de junio de 2010

Cómo ligar en Pamplona

Volando, vooolaaaaaaaaaando, a Pamplona voy volando.
Bien, pues tras navegar por las procelosas aguas de Internete he visto que sobre todo en Pamplona, hay un tema candente, y lo sigue siendo desde hace por lo menos veinte años: ligar.
Yo hace esos mismos veinte años que dejé atrás mi jumentud, y ya no frecuento los sitios ni las horas a las que es necesario acudir para ligar. Esto es, los bares o las discotecas los findes por la noche. Claro está, me refiero a ligar sin conocer previamente a la chica, o sea, jugarse el tipo.
No sé cómo será ahora, pero os lo voy a contar para que os riáis un rato de lo anormales que se puede llegar a ser con veinte años.
Bien, comencemos.
Os lo voy a relatar como un soldado que va a las Cruzadas, porque entonces la cosa no era para menos.

El buen soldado lo primero que debe tener en cuenta que él solo no puede conquistar Jerusalén, necesita un buen ejército (léase los amigos).
También ha de tener en cuenta que la empresa que acomete no es sencilla ni mucho menos, pues el Infiel es poderoso y cuenta con terribles aliados (o sea, la chica a ligar va a ser dura de cojones, y tiene pérfidas amigas que harán lo que sea con tal de que no te la lleves al güerto).
Asín pues, el buen soldado además de serlo debe parecerlo: hay que ir limpio y aseado (nadie quiere saber nada de un soldado oliendo a sobaquina), vestido de persona y no de gañán con chándal de yonki, debe oler agradablemente y no a güiscazo, debe tener conversación fluida pero no ser un chapas. Si a todo esto le acompañamos una buena ginebra con limón tomada a sorbitos, ya estamos preparados para el primer asalto.

Tras esta pequeña introducción teórica, vamos al magro del asunto, que es explicar las tácticas.
La situación suele comenzar cuando un grupo de féminas al cual nadie conoce irrumpe en el campo de batalla (el bar), se sitúa en un rincón del mismo, y no hace nada. Piden su consumición y hablan generalmente en grupitos de dos o tres, pues la música ambiente no permite la comunicación en grupos de más personas.
A estas alturas de la invasión, nuestro comando de zapadores especiales ya debe haber reconocido el terreno: unas miraditas hacia el grupo que sean devueltas ya nos dice cuáles deben ser nuestro objetivo principal. No desestimaremos los objetivos secundarios de momento, pues todavía es pronto para tomar decisiones: en muchas ocasiones se persigue una estrella fugaz para dejarse un diamante en el camino.
Bien, en el juego de las miraditas la cosa generalmente va a más, sobre todo cuando la chica aparte de mirar hace comentarios al oído a una de sus amigas, que también mira. Se puede decir ya que se ha seleccionado el objetivo (y él a nosotros). Si en cambio los comentarios tras las miraditas son a casi todas las chicas del grupo, deberemos cesar en nuestro intento: es un akelarre en el que se está despellejando vivo a un macho cabrío, y cualquier incursión en el grupo terminará en fracaso y en un bochorno espantoso.
Si en cambio se ha producido el primer caso, o sea, hemos conseguido una convergencia de intereses, la cosa va más o menos bien, pero tan sólo hemos destapado la caja de Pandora, ya que a partir de ahora lucharemos contra las serpientes más ponzoñosas y los demonios más iracundos, o sea, las amigas envidiosas.
Hay que entrar…¿cómo hacerlo?. Es como el salto BASE, da vértigo pero una vez hemos dado el impulso es como estar flotando, sólo nos dejamos llevar.
Lo más rápido y que mejores resultados da es esperar pacientemente como ave de presa a que pongan una canción bailable tal como una buena ranchera, o algo que exija el agarre mutuo de cuerpos de distinto sexo. Para ello, nada mejor que mandar un comando especializado en forma de amigo que pida al camarero que ponga una canción al efecto. En Pamplona dan mucho juego las canciones sanfermineras que son como un éxtasis colectivo, es raro que una de estas falle.
Las chicas de por aquí generalmente se ponen (o ponían) a bailar juntas entre sí, y es entonces cuando el Infiel ha de ser sorprendido en su momento más débil, pues la cohesión de grupo se ha roto. Nos pondremos al lado de la chica y le tendemos la mano, sosteniendo la mirada que debe ser agradable y nada rijosa aunque ya estéis pensando en las pelis gorrinas que os bajáis del emule.
Y es precisamente aquí cuando Miguel Ángel debió pintar la creación en la capilla Sixtina, cuando Dios da la vida al hombre, pues si la chica os devuelve la mirada y os coge la mano, mil trompetas sonarán en el cielo aunque el cubatazo que lleváis entre pecho y espalda no os deje oírlas.
El baile debe ser suave, acompasado y siguiendo los ritmos, dejándose llevar por el ambiente y por la música, pero no hay que confiarse pues sólo disponéis de dos o tres minutos antes de que se rompa el encantamiento, así que debéis ser fríos como el hielo del vaso que tenéis en la mano y comenzar por la conversación, que lógicamente ha de pasar por preguntarle su nombre. Porque el soldado que tenemos enfrente es un soldado como nosotros, respira como nosotros, sufre como nosotros, tiene sentimientos, tiene corazón, y además tiene dos poderosas razones por las cuales somos capaces de vender a nuestra propia madre en ese momento.
Así que impasible el ademán, con una mano en su mano y la otra en su costado, bailaremos y averiguaremos valiosos datos, tales como su nombre y si suele venir a ese bar concreto, y si no es a ése cuáles suele frecuentar. Aquí la atención debe ser máxima, pues son datos vitales para la consecución del objetivo.
Aun herido, el Infiel se revuelve cual gato panza arriba, y aunque sus ojos digan sí, su boca dice no, vamos, que además de dar un nombre falso dice que no suele venir nunca por aquí, aunque nos conozca de vista. Si no tenemos pruebas (para esto hay que ser buen fisonomista), lo prudente es acabar cortésmente el baile y a por otro cubata. Pero si la pillamos en renuncio, hay que sacar la caballería acorazada y martillear sin piedad…”pero si te vi el sábado pasado aquí mismo con tus amigas”. Es un golpe de efecto demoledor, pues le hemos mostrado que a nuestro servicio de inteligencia no se le engaña fácilmente, y además que nos hemos fijado en ella.
Llegados a este punto, en que ya tenemos el nombre verdadero y sus costumbres noctívagas, queda una muralla no menos formidable ante nosotros… “¿de qué cojones hablo yo ahora”?.
Bien, el espionaje previo al escrutar tras el culo del vaso del cubata nos ha ofrecido valiosos datos tales como complexión física, peinado, vestimenta, tipo de bebida que pide, piercings, tatuajes y todo aquello que se ve a simple escaneo a 1200 pixeles por pulgada (incluyendo escote vertiginoso en su caso). Estos datos son los que definen la posterior conversación, que versará sobre temas deportivos si la moza tiene complexión como para serlo, sobre ropa moderna si su indumentaria lo es, sobre tatuajes o piercings si tiene uno, y sobre peinados solamente si el soldado de asalto no es calvo, porque si no queda como mal.
A partir de aquí, el verbo y la locuacidad es importante, así como saber administrar los silencios efectistas. La regla de oro es que si alguien sale a las tantas de la noche fuera de su casa, no es para que le larguen el cuento de María Sarmiento, sino para pasárselo bien ergo reírse….
Pero poderosos ángeles caídos nos acechan, nos miran desde lo más profundo de sus madrigueras, sus ojos inyectados en sangre son como antorchas, y como un solo hombre, acudirán a la llamada del Ragnarok a devastarnos con sus voces horrísonas y sus manos de seres de otro mundo. Las amigas, al ver la jugada maestra, se le acercan y le empiezan a preguntar cosas sin importancia al oído, más que nada para distraer su atención, o incluso sugiriendo el cambio de bar…”¡¡¡Mecago en su pu.. m…!!!!!”. Es el momento de llamar al Estado Mayor del Ejército Cruzado (mirada de auxilio a los amigos), que debe estar emplazado a la distancia no mayor de un paso de marcha ligera, y usar la formación romana de la tortuga. La primera línea de combate la formarán veteranos de guerra de amplia espalda, que interpondrán entre nuestra línea visual y los demonios, y resistirán el mayor tiempo posible sus furibundos ataques. Es cuando debe mandarse de urgencia a un zapador a que pida al camarero otra canción de sanfermines, aunque sea la misma que antes (total, nadie se va a dar cuenta o no le va a importar).
Los diablos, cuales cobras venenosas sentirán por unos minutos una música rítmica bombear por sus venas, y quedarán parcialmente anestesiados. Ahora es cuando el grueso de nuestro glorioso Ejército debe lanzar el ataque final: son los amigos quienes deben sacar a bailar al resto del grupo, disgregándolo y haciendo que pierda su poder.
Para entonces, ya habrá pasado un buen cuarto de hora o veinte minutos que nos habrán parecido eternos, y es cuando damos el primer hachazo: “¿vamos a otro bar?”. Es una pregunta que debe hacerse al grupo, pues ya hemos inoculado el virus y éste se propaga con inusitada rapidez. La respuesta suele ser afirmativa, y si no, no se suele esperar mucho para que alguien lo proponga, esta vez con el resultado deseado.
Salimos a la calle, cuando sentimos el aire en los pulmones y vemos a nuestra princesa tal y como es, sin artificios, natural, sin sombras ni nada que pueda esconderla. Tal y como nos ve a nosotros. Es un momento crucial, en el que hay que comportarse como auténticos caballeros de la Orden de los Templarios, y proponer cuanto antes uno de los bares a los que ella ha dicho que va, aunque por dentro nos dé cien patadas.
Entraremos al bar pero con la máxima alerta puesta en los sentidos, pues elegiremos ponernos en un sitio en el que no quepan más de dos personas pegaditas, preguntaremos qué es lo que quiere tomar (lo cortés no quita lo valiente) y lo pediremos en la barra pagando nosotros por supuesto. Porque si la cosa es al revés y nos pregunta ella a nosotros, podemos dar por hecho que hemos conseguido entrar en Jerusalén, y las mil y una noches se abren a nosotros.
Le llevaremos su consumición y se la daremos a la mano, y es aquí cuando la mirada vuelve a tener un protagonismo especial que dice todo, ya sólo queda acercarse un poquito a su cara y…..



Esto no pretende ser un tratado exhaustivo, ya que sólo se ha elegido una de las múltiples variantes que puede darse en el difícil arte de torear sin ser corneado, y que además cada situación puede dar lugar a un sinfín de otras, de forma que unas mismas premisas llevan a resultados totalmente diferentes en función de las circunstancias. Como siempre, el éxito depende de la capacidad del soldado para interpretarlas en su justa medida.

Valor, ¡y al toro!

jueves, 10 de junio de 2010

El estrit viú

Hola!

Este post se autoredireccionará automáticamente al post de: ¿Ves la señal? en menos de que canta un gallo

Adiós

Me cago en el street view

miércoles, 9 de junio de 2010

El butanero

Hablando el otro día con mi buen OceanOB, me recomendó un blog de ciencia que es oneroso repetir aquí, pero se trata de cienciadebolsillo.
La cuestión es que me picó un poco la curiosidad y un poco las ganas de hacer algo yo similar, pero ¿qué?. En la misma conversación, mantuve que los bloggers se dividen en tres: los opinadores, los periodistas y los que de verdad crean algo nuevo.
Los opinadores pueden ser gente como yo mismo, que su blog no va más allá de las experiencias personales y cosas así.
Los periodistas son los que divulgan conocimiento, pero bebido de otras fuentes, y muchas veces traducciones. Son conductores del conocimiento, no generadores del mismo.
Y por último están los creadores, en verdad escasos. Son los que a partir de la nada, son capaces de crear cosas completamente nuevas, para las que no existe ninguna información, porque precisamente crear es eso, dar nueva información. Asimismo, nuestro no menos buen amigo CarlB defendió esta tesis, redundando en que la Ciencia se construye así. Y que además, cuando un científico hace un nuevo descubrimiento, lo coteja con otros científicos del ramo para que le den su opinión experta, y en caso de aprobación se publica. Es el método de contrastación de resultados, o validación. Por si en una brillante deducción falla el punto menos pensado.

Bien, pues voy a pasar de opinador a divulgador, y para eso me voy a hacer una pregunta: ¿cómo es posible que en una bombona de butano, el gas salga con la misma fuerza cuando está llena que cuando está casi vacía? Es algo que todos hemos visto en casa (cuando en casa había butano) o en el campo haciendo fritanga en el campingás. Ot-tia, pues es verdad, se supone que cuanto menos gas haya saldrá con menos presión..¿o no?. Pues no.
He desenterrado los antiquísimos apuntes de Termodinámica, esa cosa que no nos deja adelgazar si nos ponemos fiemos a comer por mucho que vayamos a la acupuntura. Y dichos apuntes dicen:
Sea el diagrama presión-volumen de un gas real..¿ein? ¿quésesto???. Es un diagrama que representa el estado (sólido-líquido-gas) de una sustancia, por ejemplo butano. Y nos dice qué estado tenemos dependiendo de la presión, el volumen y la temperatura de dicha sustancia. ¿Butano líquido?. Pos claro, si le metemos mogollón de presión se vuelve líquido, por eso una bombona es de acero y no de poliéster, que es muy barato. Creo que ya se hacen bombonas de plástico aunque no estoy muy seguro.
Ahí va el diagrama de marras:



La zona amarilla es donde se encuentra nuestra bombona de butano, de forma que dentro del recipiente tenemos coexistiendo butano líquido y butano gas, que es el que sacamos nosotros por la espita. Conforme vamos quitando gas (que está a una determinada presión), el líquido puede evaporarse y generar más gas, pero sin cambios de presión, pues las moléculas que escapan son las mismas que se generan por evaporación.
Así que poco a poco, el volumen de líquido va bajando y el de gas subiendo, de forma que al final es todo gas y acabamos la bombona.
Sencillo, ¿no?.
Esta cosa tan cotidiana tiene un componente muy peligroso, que es hacerse la pregunta: ¿y porqué la bombona que me dan nunca está llena del todo?¿me están engañando?. No, no están engañando a nadie, es por un comportamiento mucho malo que tiene el pillín del gas, que si observamos la gráfica lo vemos claramente. Si yo estoy dentro de la campana amarilla, y no consumo gas, pero aumento la temperatura…. pues enresulta que me acerco a la zona donde pone “líquido”, o sea, que a la presión interna de la bombona, con el volumen de gas sin tocar (mucho líquido y poco gas, estamos a la izquierda dentro de la campana), y con la temperatura subida de tono, pues TODO se convierte en líquido, y como la bombona está repleta, pero repleta hasta las trancas, y las bombonas no están calculadas para esas presiones, que además se producen bruscamente en décimas de segundos….de repente: ¡¡¡¡PUMBA!!!!. Aparecemos tocando el arpa junto a San Pedro, sin pasar por la casilla de salida ni cobrar los 20 mil reales.
Por supuesto, las bombonas se fabrican con la seguridad suficiente como para que algún garrulo que deja la bombona al sol (incluido el del camión de reparto) no tenga problemas, pero ojo al Cristo que es de plata.
Arrebuscando por Guguel miraos la de camiones cisterna que revientan así porque sí, que ya está bien de decir que el camionero seguro que iba de patxarán hasta las cejas, que es lo fácil.

sábado, 15 de mayo de 2010

El viajante

Hoy os voy a contar una historia real, ocurrida hace ya unos cincuenta años, y que me fue contada por uno de sus protagonistas.
En un pueblo de la España de entonces, tan distante a la de hoy que parece irreal, apareció un año cualquiera un viajante. Entonces, un viajante era junto a la radio la única conexión que se tenía con el mundo, y eso daba al forastero un aura de misterio y credibilidad a partes iguales. Eran personas que comerciaban con todo tipo de productos manufacturados, desde medias de mujer, a perfumes, herramientas y cualquier cosa que pudiese ser vendida.
El viajante informó a todo el que quiso saberlo que compraba a buen precio un artículo cuando menos extraño: compraba espigas de centeno, pero no cualquiera, sino aquéllas que tendrían un pequeño hongo negro hundido en sus granos. Y pagaba bien.
A la lógica pregunta de porqué compraba un centeno que nadie quería por ser considerado desecho ("una plaga"), el extraño repuso que era para la industria farmaceútica, sin más explicaciones.
Aquel año, muchos chiquillos y algunos no tanto, se lanzaron a los campos de centeno, buscando las espigas contaminadas. No era fácil encontrarlas, pero el viajante se fue con su producto a aquel mundo que estaba más allá del monte y de la imaginación.
Nunca se volvió a ver a aquel personaje tan raro, y la vida transcurrió sin más.
Tan sólo muchos años más tarde, aquellos chiquillos averiguaron qué es lo que realmente estaba buscando el viajante.

El abuelo

Aquella mañana de primavera salió el sol por primera vez en muchos días. Lluvia, viento y nubes habían quedado atrás, y un límpido cielo azul acarició la ventana de José, que sonrió como sólo puede hacerlo un niño de cuatro años.
Mamá le besó suavemente para terminar de despertarlo, como hacía todos los días, y le puso el desayuno de costumbre: leche y galletas. Deprisa, porque Mamá debía ir a trabajar y José tenía que ir a casa del abuelo durante toda la mañana.
Se vistió deprisa, cogió la chaqueta azul de punto y corrió al coche, sentándose en su sitio. El trayecto fue de tan sólo unos minutos, durante los que José se acordó de lo triste que estaba su abuelo, sobre todo desde que la abuela se fue al cielo. Y llevaba unos días muy triste muy triste, toda la mañana sacando fotos viejas en blanco y negro, donde estaba vestido de soldadito y era muy joven y guapo y fuerte. Incluso un día sacó una camisa que era de cuando la guerra. Estaba rota por muchos sitios, pero limpia y muy bien doblada. Ese era su secreto. Cuando Mamá venía, José le decía que se lo había pasado muy bien, aunque hubiese estado viendo la tele y mirando al abuelo a hurtadillas por el hueco de la puerta, cómo miraba sus cosas del cajón con llave.
Pero esa mañana el abuelo estaba más contento que los días anteriores, y abrazó a José muy fuerte, como si no lo hubiese visto hacía mucho tiempo. Bajaron al parque y jugaron juntos, riéndose, abuelo y nieto, uno jugando y el otro mirando feliz. Subieron a casa y estuvieron leyendo un cuento de príncipes y princesas, hasta que llamaron a la puerta. Era Manuel, un amiguito del abuelo. No dijo nada, pero una extraña sonrisa cruzaba sus labios, y sus ojos centelleaban como los de un demonio. José se asustó mucho y se puso detrás de su abuelo, que abrazó a Manuel y le dijo:
- Por fin han cesado al hijoputa ese, no ha podido con nosotros
José no entendió nada, pero cuando Mamá vino a por él y le preguntó qué tal, le dijo que ese día el abuelo se había ido al cielo, con la abuelita. Mamá no preguntó nada…hacía mucho tiempo que no se hacía preguntas.

lunes, 10 de mayo de 2010

Vino casero

El otro día me regalaron una botella de vino casero, y hoy la he abierto para darle un buen lance: vino como el de antaño: con mucho cuerpo, rascando la garganta y sabor dulce, recordando a la sangría o a fruta madura.
Era auténtico vino de Cariñena, como el de los jornaleros de la posguerra.
Casi me echo una jota enmedio de la cocina, rediela.

Yyyyyy, por só-ñár loimposiíblé, só-o-o-ñé
que la nieve ardíaaaaáaaá aaaaa aáaaaaa aaaaaaaaaaaa.

miércoles, 5 de mayo de 2010

Altura de las señales verticales

Ayer os contaba el leñazo que me metí como peatón contra una señal, que me obligó a ir a que me hicieran un remiendo en la frente.

Resulta que hablando del tema en la oficina, soy el cuarto que tiene un disgusto con la misma señal, y otros varios han andado cerca.

Ayer envié un mail al Ayuntamiento de Huarte pidiéndoles que retirasen la señal, y hoy he vuelto a ir al Panadero de Eugi a comer, y he preguntado por la señal. Parece que en realidad es de la panadería y no del Ayuntamiento, pero digo que yo que una señal así en la vía pública necesitará por lo menos autorización municipal...

El caso es que un buen amigo (gracias, Kampfwagen) me ha enviado un enlace con información sobre la normativa vigente en materia de señalización vertical. Eso ha despertado mi curiosidad, así que he buscado la fuente original, y la he encontrado en el BOE número 25 del 29 de Enero del año 2000, que publica la orden de 28 de diciembre de 1999 por la que se aprueba la norma 8.1-IC, señalización vertical, de la Instrucción de Carreteras.
La página que interesa en este caso es la 4.072 (24 del pdf), en la que la sección 3.4.1 describe la altura que deben tener las señales que se colocan en los márgenes de la plataforma.
Y dice
"En zona urbana, si la señal o cartel se situase sobre aceras o zonas destinadas
a la circulación de peatones, la diferencia de cota entre el borde inferior de
la señal o cartel y dicha acera o zona no será inferior a 2,2 m.
del página
24."
Vamos, que el cartelito de Uso Exclusivo Clientes no cumple la norma por más de dos palmos.

Vamos, que aún tengo más ganas de darle con el cartelito al que se le ocurrió saltarse la norma 8.1-IC.
A ver si me contestan del Ayuntamiento...

lunes, 3 de mayo de 2010

¿Ves la señal?

Sí, esa que, aunque aquí no se vea bien, dice "Uso exclusivo clientes". Bueno, pues yo no la he visto.

Ver en un mapa más grande
Y la consecuencia ha sido la lógica: brecha en la frente, literalmente un siete, con cierta pérdida de masa y necesidad de un punto para intentar que lo que ha quedado cicatrice en su sitio.

La inclinación de la señal no ha sido cosa mía. Yo ya me le he encontrado así. Quizás algún peatón que antes que yo sufrió similar accidente tuviese la cabeza más dura, o la tomase con ella posteriormente. Porque sé de buena tinta que no soy el primero en dar con los cuernos contra ella. Y os aseguro que me he acordado del que tuvo la feliz idea de poner una señal en mitad de una acera estrecha, a 1,70 de altura. Afortunadamente para mí no estaba por allí el individuo en cuestión, porque creo que se la hubiese echo tragar.
No sé si será cosa del Ayuntamiento de Huarte, o de "El Panadero de Eugi", que suyo es el parking de uso exclusivo de clientes, pero voy a intentar averiguarlo para sugerirles que retiren la señal antes de que los peatones se la tumbemos a cabezazos.

jueves, 29 de abril de 2010

La nueva medicina

Hoy, por motivos que no vienen al caso, he acudido al centro de salud de la zona donde vivo. El caso es que me ha llamado la atención el encontrarme casi a la entrada con un fonendoscopio colgando de un mural, en el que con grandes letras y no menos grande ironía se decía: "Si no confías en tu médico, sírvete tú mismo"... No me ha parecido correcto hacerle una foto aunque sólo sea por respeto. Y con una media sonrisa he recordado el éxito arrollador de las pulseritas Pogüerbalans, esas del holograma tratado nosecómo. Y de Miguel Servet, que murió en la hoguera por tener la desfachatez de descubrir la circulación pulmonar de la sangre.
Hace falta cuajo para ponerse una pulsera de estas y luego, ir al médico exigiendo resultados: recetas, algo que entendamos, algo que nos cuadre bien, que nos atiendan los primeros.... Y observando que en todo el mundo se han vendido la nada despreciable cantidad de 300.000 pulseras de éstas, pues es como para que un médico tras seis años de carrera más alguno de MIR por lo menos se mosquee.
Yo me mosquearía.
PD. En mi pueblo, cuando menos gente hay en la consulta del médico es en otoño, especialmente si ese otoño han brotado muchos hongos en el monte. Cosas del pogüerbalans patrio.

miércoles, 28 de abril de 2010

Migas de pastor

Allende de los tiempos ya escribí un post sobre las migas de pastor, titulado CSI Las Migas, ande describía con impecable estilo cómo se elaboraban las migas de pastor versión Ujué.
También en otro post de bella factura sobre la comida típica navarra, hablaba acerca de las migas y de sus múltiples variantes.
Pues dos de estas variantes son las que he degustado estos pasados fines de semana, en buen ambiente y mejor compañía.
Como glosaba en su día, las migas pueden tener tantas variantes e ingredientes como personas que las preparan, pero a grandes rasgos se trata de migas de pan con grasa animal y con el ingrediente que tengamos más a mano, como tomate, panceta, ajo, setas, hígado, cebolla, agua, morcilla, chorizo, chistorra.... yo he probado de todas, pero me quedo con la más parecida a la original, que supongo con ingredientes que puedan estar a mano de un pastor trashumante al mando de un puñado de ovejas durante un mes a través del monte.
Así pues, hace dos fines de semana nos dirigimos hacia la no menos mítica Venta de Juan Pito en Belagua, a degustar sus archiconocidas migas, de las cuales puede decirse que no hay navarro que se precie de serlo que no sepa que son allí cocinadas desde tiempos inmemoriales.
Las vistas desde la Venta hacia el valle de Belagua casi recuerdan a las que debía tener el "viejo de los Alpes" cuando Heidi subía a casa de su abuelo.

Una vez allí (prontito, a eso de la una del mediodía que si no luego hay aglomeración), pedimos migas para todos, como os muestro a continuación:




Esta que veis es una ración como para siete personas. Si debo dejar mi opinión, que modestia aparte creo autorizada, he de decir que estaban faltas de grasa y un pelín apelmazadas (por exceso de agua). Entiendo que a día de hoy la grasa ha de eliminarse en las cantidades de antaño, pero cuando se tarda dos horas en ir a un sitio a comer un plato típico lo que se espera de él es que se prepare tal y como se debió preparar en esos mismos montes hace ya décadas, esto es, con su correspondiente grasa. Aunque se coman la mitad de migas por este motivo.
Lo del agua ya no es tan sencillo, pues aunque se añade al principio de la preparación, hay que ir corrigiendo conforme se van haciendo las migas en caso necesario, y es fácil pasarse por querer coger el punto exacto.

De segundo pedimos, cómo no, chuletas y costillas de cordero, que he de decir que fueron las mejores que he comido en mucho tiempo, no todo van a ser pedradas:




Y tras una bucólica tarde de domingo, nos fuimos a comprar queso a una borda del valle. Pero ¡oh sorpresa!, estamos en Belagua, no en el hiper. Nos dijeron que no tenían queso hasta junio, que es la fecha de maduración de los quesos que se hacen artesanos como era el caso, ya que el proceso de elaboración del auténtico queso exige respetar ciertos lapsos temporales sin importar los euros con los que vayas a comprarlo.....pero como buenos montañeses, los de la borda nos dijeron que si bien no podían ofrecernos queso, sí tenían requesón fresco, del cual huelga decir que todos nos llevamos un pedazo como éste:



Para mi gusto le falta algo de sal, además de la típica costra de moho que suele criar el requesón y le da ese toque ácido. De todas formas bastante bueno.

Y como no tuve bastante con este opíparo día, al fin de semana siguiente volví a degustar otro buen rancho de migas, esta vez hechas en casa. Por supuesto, la receta es secreto de estado.



En mi opinión perfectas, lo cual no es fácil como he dicho antes. En su punto de grasa, textura, color y temperatura. De lo mejor que he probado, y mira que he probado veces.

Un saludo y hasta próximas degustaciones, que haberlas, haylas.

viernes, 9 de abril de 2010

5 axis milling machine

Excepción hecha de las personas que trabajan en el mundo de la máquina-herramienta, poca gente conoce qué son y qué hacen. Por ejemplo, todo el mundo sabe qué es una soldadura, ha visto elementos metálicos soldados, incluso lo ha visto hacer. Pero no ocurre lo mismo cuando hablamos de máquinas fresadoras, tornos, rectificadoras, mandrinadoras, punteadoras, mortajadoras, electroerosiones, etc.
En el mejor de los casos, lo más parecido es saber qué es un torno de alfarero; una base giratoria donde se apoya la arcilla para ser moldeada con forma más o menos cilíndrica, y donde la mano del artista tiene mucho que decir.
Pero hoy en día, cuando estamos enviando naves al espacio, o compitiendo con coches que alcanzan los 400 km/h, esta tecnología no es suficiente: son necesarias máquinas capaces de fabricar elementos y componentes en tiempo récord, y con un acabado final perfecto.
Como muestra, os dejo un vídeo de un fabricante japonés de fresadoras de 5 ejes (el título del post).



Máquinas como ésta son las que tallan los álabes de las turbinas de los aviones, o de los turbos de cualquier TDI de la calle.

Y luego dicen que el pescado es caro!!!!

domingo, 14 de marzo de 2010

Alubias con sacramentos (y III)

Hola amigos del tocinillo entreverado.
Como ya deberíais saber, ayer fueron degustadas las ya míticas alubias con de todo del chef Kampfwagen. Y me permito la licencia de agregaos unas fotos donde se demuestra la secuencia gastronómica a la que fuimos sometidos.

Lo primero fue meter todo en una perola al efecto:



Y ponerla a calentar, para que espese el caldo... pero ojo, nada de remover con herramientas, hay que mover toda la cazuela para que la alubia no se rompa



Y tras una hora de paciente espera, se sacó al centro de la mesa, donde los lobos aullaban de hambre...



Y esta ha sido la primera andanada que le he metido al estómago:



Que como podéis apreciar, era artillería pesada con obuses del once largo.

El asunto iba bajando...



Y el cuerpo de granaderos descargó otra andanada...



Que dejó el campo de batalla limpio



Tras la destrucción, se trajeron grandes cantidades de cemento de Olazagutía...



Que hubo de ser mezclado con lechada



Y por fin, la brigada de limpieza de cañerías, por cortesía de Orujos de Galicia



En suma, un gran día entre amigos y amigas.

Espero que os haya gustado la serie de "alubias con sacramentos" y hasta próximas ediciones.

viernes, 12 de marzo de 2010

Alubias con sacramentos (y II)

Bien amigos, pues la fechoría ya está hecha. Tras tener las ollas bien tapaditas y cociendo al mínimo durante tres cuartos de hora....



....y al destapar he añadido la morcilla en pequeños trocitos y la cosa ha quedado como veis:



La he probado y para mi gusto están excelentes, mañana mejorarán pues se quedarán algo más espesitas.

Alubiada con sacramentos I

Hola amigos de la fauna ibérica (por cierto, reponen los capítulos de Félix en la 2, todos los días por la tarde).
Como bien indica el título del post, hoy sus voy a deleitar con cocina en falso directo, o sea, que voy a cocinar unas alubias con sus correspondientes aditamentos, le voy a sacar fotos a la cosa, y voy a mandar algún post para que vayáis viendo.
Acabo de ponerme al asunto; no he sido hábil pues no tengo fotos de las alubias a remojo, que fueron puestas-tras ser lavadas como dios manda- con 24 horas de antelación.
Bien, aquí tenéis todo listo para montar la orgía lipídica:



Como podéis ver, el grasuz tiene carga propia en el asunto. La cebolla, la zanahoria y el pimiento rojo también cobran protagonismo.

Bien, lo primero que hay que hacer es limpiar todo y ponerlo bonito para que salga en la foto:



Y ahora, tras ser troceado, se pone todo en las ollas y se le añade agua fría hasta cubrir la legumbre.



Como buenos observadores, habréis visto que la morcilla no ha sido incluida en la cocción, y es porque de hacerlo se rompería y no quedaría bien. Cuando las alubias se hayan cocido, se añadirá en ruedas lo justo para que engorde el caldo resultante.

Bien, pues con todo ya en salsa, me he dispuesto a tapar las cacerolas, ponerlas a cocer y ahora mismo (15:11 horas) acaba de saltar la válvula:



Ahora, a esperar la nada despreciable cantidad de 45 minutos al mínimo, y espero abrir las ollas con todo ya perfectamente cocinado.

Dentro de un rato lanzaré la segunda parte del post!!